miércoles, 29 de agosto de 2012

La fórmula para crear un buen equipo de trabajo.

Eres el responsable de un área de trabajo y contigo un grupo de personas con sus fortalezas y debilidades. Tú vas a currar como nadie, pero tu éxito profesional dependerá de cómo curre tu equipo de trabajo en la suma de sinergias que deben cumplirse en todo equipo profesional.

No es un buen director de equipo quien más trabaja, sino aquel que hace que su equipo sea un único remo en la apuesta profesional establecida. Para conseguirlo se necesita suerte y trabajo, pero también un poco de psicología, entusiasmo y voluntad.

La suma de todo, consigue la fórmula del éxito.
 Análisis del equipo

Antes que nada, debemos conocer al equipo, si ya nos lo hemos encontrado formado. Veamos la existencia de buen ambiente, tensiones, envidias o críticas. Busquemos las raíces, si existieran y conozcamos individualmente a cada componente. Conociendo sus fortalezas y debilidades, siempre será más fácil conseguir aumentar sus aspectos positivos, minorando los negativos.

Conozcamos su estilo de trabajar y sus procedimientos. Analicemos sus comportamientos comunes y busquemos, en nosotros mismos, nuestras mejores fortalezas y momentos para revitalizar el entusiasmo y motivación necesaria, a un equipo de trabajo que puede estar pasándolo mal.

Busquemos la mejor fórmula para comunicar, confiar, rendir cuentas y reconocer a cada uno de  los componentes en la medida adecuada a su esfuerzo y dedicación.

La fórmula mágica.

La fórmula mágica del éxito en un equipo de colaboradores es básica. Solo debe existir: reconocimiento, un trabajo vivo y motivación.

Reconocimiento. El ser humano basa sus relaciones en el afecto. Una persona que se interesa por el compañero tiene la virtud de sentirse cerca de todos, de hacer sentir que los demás importan. Que sus problemas y su día a día, también trascienden al resto, con sus alegrías e infortunios.

Nuestro equipo de profesionales no son aquellos que trabajan para nosotros, sino aquellos con los que conseguimos nuestros éxitos, sin ellos poco o nada podemos hacer y ellos son muy importantes para todos. Hagámosle saber que también son importantes para el líder del equipo.

Un trabajo vivo. No es necesario trabajar la jornada diaria continua. Cada día es diferente y surgen nuevas motivaciones y problemas. Hagamos partícipes al equipo de los aspectos positivos y negativos que surgen en el trabajo diario, en la fórmula de buscar soluciones comunes.

Hacemos sentir al equipo de trabajo: importantes y útiles participando en la búsqueda de soluciones a los problemas, aportando sus sugerencias y sus ideas. Todas son defendibles, algunas mejorables y otras adaptables. Busquemos entre todos la mayor riqueza al equipo de trabajo, para que este sea más productivo e íntegro en su quehacer diario.

Motivación o la lucha contra la monotonía. Qué bonito es creer que somos los mejores, pero qué hacemos para ser los mejores.

Lo primero es motivación. Buscar las razones para seguir siendo los mejores o si no, las mejores formas para alcanzar ser los mejores. Luchar y trabajar con la ilusión de cada día es el mejor camino para llegar  más lejos y… lo reconocemos, que los esfuerzos no caen en saco roto, sino que somos conscientes que nos levantamos con ilusión, que trabajamos motivados y que conseguimos lo que nos proponemos.

¿Estamos de acuerdo?









Americo, enviado desde iPhone 

12 competencias profesionales buscadas en las ofertas de empleo

Hemos hablado y seguiremos hablando de las competencias profesionales como herramientas  para medir nuestras capacidades personales adaptadas al entorno laboral. Pues se convierten en el principal sistema de selección de candidatos, elaborando perfiles por competencias.

Derivadas del alto número de candidatos presentados para cada oferta de empleo y ante la igualdad o similitud entre unos y otros, se buscan las diferencias en quien mejor cercanía al puesto tengan sus competencias profesionales, siendo ellas y sus experiencias  previas las que consiguen diferenciar al mejor candidato entre varios similares.

Las competencias más buscadas son:

1. Innovación. Es la capacidad para ofrecer creatividad y originalidad. Ser diferentes, haciendo la misma cosa de manera distinta y mejorable en el futuro.

2. Rigor. Es la capacidad para trabajar con calidad y meticulosidad. Nos focalizamos en el aprendizaje para conseguir más profundidad en las especialidades y desarrollar conocimientos y habilidades específicas en áreas concretas.

3. Capacidad analítica. Es la capacidad de entender y analizar de forma profunda la información. Esto ayuda a evaluar problemas, argumentar un punto de vista basándose en hechos concretos y decidir la forma más adecuada de actuar.

4. Dirección. Es la capacidad de inspirar e integrar a otros para desarrollarse en un puesto de trabajo. Tenemos la habilidad para influir en los demás y generar autoridad, un factor imprescindible para liderar.

5. Comunicación. Es la capacidad para transmitir información eficazmente y comunicar opiniones con seguridad, confianza y convicción. Esto es una ventaja para que se tengan en cuenta opiniones y para convencer a los demás.

6. Capacidad para interactuar. Es la capacidad para desarrollar relaciones con otros, interactuar y ser más visible que otras personas. Esto es una ventaja para el desarrollo profesional ya que permite tener más oportunidades y contactos.

7. Trabajo en equipo. Es la capacidad para empatizar y ofrecer colaboración. Una gran actitud de atención e apoyo hacia los compañeros que también hace que se prioricen las necesidades de las otras personas sobre las de uno mismo.

8. Trabajo bajo presión. Es la capacidad para trabajar con alto nivel de presión y responsabilidad. Hay una tendencia a aguantar retos y demandas que impone el trabajo. Gracias a ella se ejerce un efecto tranquilizador sobre los demás.

9. Adaptación al cambio. Es la capacidad para aceptar cambios de forma positiva. Permite ver los beneficios del cambio y aceptar positivamente la variedad y las novedades en el trabajo. Hay una tendencia a encontrar nuevas actividades y a aceptar nuevas formas de hacer las cosas.

10. Organización del trabajo. Es la capacidad para coordinar y estructurar actividades, además de tener las cosas bien organizadas. Implica poner atención la estructura del trabajo, lo que conlleva que contribuyan de forma importante en el desarrollo de distintos proyectos.

11. Orientación al logro. Es la capacidad de contribuir a la consecución de resultados y a conseguir objetivos. Es probable que trabajen más duro que muchos otros para desarrollar actividades y hacer que las cosas sucedan. Tienen un gran potencial a largo plazo dentro de la carrera profesional.

12. Capacidad de especialización. Es la capacidad de obtener conocimientos en las especializadas, focalizándose en los detalles y en los procedimientos. Gracias a ellas se contribuye especialmente a asegurar que las cosas se hagan adecuadamente y al mejor nivel.



Fuente: Equipos y Talento | Adaptación: Negocios1000.com







Americo, enviado desde iPhone 

martes, 28 de agosto de 2012

IVEREM: Plataforma de financiación colectiva para proyectos de emprendedores.

Ante la falta de financiación para proyectos de emprendedores, nacen plataformas de inversión colectiva como Iverem, un lugar donde se unen emprendedores e inversores. El emprendedor únicamente debe presentar su proyecto y aquellos inversores o personas dispuestas a participar en el proyecto, pueden colaborar desde la cantidad mínima estipulada por el emprendedor.

Si todos los datos de la plataforma son correctos y reales, me llama la atención positivamente la cantidad de proyectos que se han terminado de financiar, los cuales oscilan entre cantidades de 5.000€ hasta algunos de 600.000€. También veremos otros que pasan de los 2 millones de euros y ya tienen el 50% del capital necesario. En algunos de estos proyectos se puede invertir desde 1.000€.



¿Cómo funciona la plataforma?

Los emprendedores rellenan un formulario con sus datos de contacto y exponen sus ideas de negocio junto con el plan de negocio. Pide el capital que necesita y la inversión mínima por cada inversor.



El inversor, únicamente debe elegir el proyecto que le gusta y en el que está dispuesto a invertir. Una vez está interesado, hace la reserva como inversor. La plataforma le envía los datos del emprendedor y se pone en contacto con él para intentar llegar a un acuerdo en las condiciones de la inversión. Tipo de colaboración, rentabilidad de la inversión, etc...

¿Cuánto cuesta usar la plataforma?

La plataforma no cobra comisión por el tamaño del proyecto o inversión, por lo que únicamente cobra 50€ al emprendedor por anunciar el proyecto y 20€ al inversor por la reserva de la inversión. El término y acuerdo de la operación ya sería entre emprendedor e inversor, por lo que la plataforma ya no intervendría en ningún aspecto.

Hay proyectos de lo más variados, desde fábricas de ladrillos, centros de rehabilitación, startups dedicadas al turismo e incluso inventos como paraguas de manos libres, así que si tu proyecto es llamativo, probablemente no tengas problema en encontrar alguien dispuesto a financiar tu empresa.

Y para aquellos pequeños inversores que tengan ganas de participar en algún proyecto de negocio, puede que encuentren alguna idea que les atraiga.

Negocios1000.com







Americo, enviado desde iPhone