miércoles, 23 de mayo de 2012

Una pequeña empresa: un gran líder

dados

Vía Pymesyautonomos

Mucho se ha escrito sobre el complejo de inferioridad que tienen las pymes. En cuanto a comunicación interna, en cuanto a esa constante comparación con las grandes empresas. Echando un vistazo a un artículo publicado en Emprendedores, destacan la importancia que han cobrado estas empresas respecto a las grandes. Su rol ha cambiado y ahora una pequeña empresa puede ser una gran líder.

Las grandes organizaciones-con menos complejos- no dudan en contratar los servicios de pymes como proveedores. Tienen confianza siempre y cuando éstas les aporten productos o servicios diferentes y/o especializados, garanticen la calidad de los mismos, ofrezcan un trato cercano o cuenten con unos precios competitivos

¿Qué valores puede ofrecer una pyme?

    Especialización
    Altos niveles de servicio
    Los gerentes se enfrentan a diversos retos y no cuentan con mandos intermedios
    Precios competitivos
¿Un ejemplo? Aquí tenemos la empresa Araven y su historia:

Director General: Mariano Mero.

Actividad: Plásticos y embalajes.

Somos pequeños: Facturación, 24 millones; 60 empleados.

Nuestros grandes clientes: Carrefour y El Corte Inglés.

Nuestras claves: "Hemos logrado convertirnos en proveedores de grandes cadenas de distribución con un producto novedoso y diferente: el Shop & Roll, una cesta de la compra con ruedas y asa telescópica similar a una maleta".

Como vemos no hay empresas grandes sino, ideas grandes. Que una organización con sesenta empleados tenga como clientes a Carrefour y El Corte Inglés es un buen ejemplo de inexistencia de inferioridad y sí de talento y confianza. A veces, nos cohíbe el hecho de saltarnos las normas, o querer ir más allá de lo que se supone que nos corresponde.

¿Eres un gerente líder?

Somos conscientes de que un responsable de una pyme ha de estar al tanto de muchas cuestiones. Su día a día es más intenso en cuanto a la atención que debe volcar en múltiples áreas que rodean a la empresa. La responsabilidad recae en una sola persona y, es importante que sepa gestionar toda la información, y por supuesto, la toma de decisiones de manera eficaz.

  • Atento a la actualidad y al entorno
  • Un buen gerente debe conocer los social media. Estar al tanto de los que se puedan ajustar a su negocio, comprender que el coste puede ser inferior a otras acciones de marketing desfasadas. En sus manos está elaborar un buen plan de marketing, gestionar las ventas, llevar a cabo investigaciones de mercado, en definitiva, ser un visionario.

  • Atento a las personas
  • Una empresa sin empleados no funciona, tras esta obviedad se esconde también una labor que ha de desempeñar el gerente: ser capaz de reconocer el talento. Desde publicar ofertas de empleo en Internet, hasta hacer un barrido a través de algunos canales para encontrar una persona con buenas ideas, pero a la que nadie le ha dado una oportunidad. Lánzate, quizás ese pequeño Tesla desconocido revolucione tu empresa.

  • Atento a las leyes
  • Tampoco se trata de estudiar la carrera de derecho mientras trabajamos, pero poseer unos conocimientos básicos e importantes, a la hora de entrar en estas áreas es más que obligatorio: legislación comercial, legislación laboral y legislación tributaria, además de las leyes civiles y las leyes nacionales. El conocimiento es poder.

  • Atento más que nunca, al comercio exterior
  • Dadas las circunstancias actuales, quizás la idea de exportar tus productos a otros países sea una buena decisión. Existen algunas empresas que gestionan la entrada a nuevos mercados. Hacen de mediadores entre el posible cliente y la empresa española. También se cuenta con ayudas por parte del Gobierno.

  • Atento a la inteligencia emocional
  • Además de los aspectos técnicos que has de conocer (los que hemos visto y alguno más) es fundamental que el trato con los trabajadores sea exquisito. Un buen jefe es aquel que se mezcla entre los empleados, el que comprende que al final para que exista un buen resultado, se ha de jugar en equipo.

    Ser líder no está reñido con ser accesible, comprensivo y estar abierto a escuchar. De hecho, de una buena escucha activa pueden surgir mejoras para todos. De nada sirve generar buenas ideas y rodearte de un entorno apático que ni sabe de tu existencia o, peor aún, que te teme en vez de respetarte. Ni es lo mismo, ni el resultado tampoco se acercará a lo que buscas: mejorar y crecer.

    En Pymes y Autónomos|El liderazgo como factor diferencial en la empresa, Liderazgo y clima laboral

    Imagen|Carlos Benayas










    Américo. Enviado desde mi iPad

    martes, 22 de mayo de 2012

    Consejos para vender sin asustar al cliente (I)

    sonrisa

    Via Pymes y autonomos.

    Para comenzar estos consejos dirigidos a los vendedores, me gustaría recomendar los artículos de Grudiz sobre "Claves para aumentar las ventas" porque está relacionado de alguna manera, aunque yo voy a centrarme en el personaje clave: el vendedor y su actitud frente al posible comprador, una especie en extinción debido a la realidad económica.

    Soy consciente de que el factor principal es la falta de ingresos. Si tenemos una tasa de desempleo elevada, por una regla básica: acudiremos poco a los comercios y se hará adquisición de lo estrictamente necesario. De acuerdo. Pero existe un gran número de personas que afortunadamente para ellos no han sido tocados por la crisis y consumen. Vamos a cuidar a cada uno de nuestros clientes porque hoy día son más valiosos que nunca.

    Ante todo mucha calma

    Vamos a practicar la escucha activa. No demostremos desesperación por vender. Evidentemente es nuestro fin, pero ¿qué necesidad tiene nuestro cliente de sufrir nuestra tensión?. Interioricemos la frase: "aquí no se habla de crisis", y hagamos que el rato que esa persona pasará en nuestra tienda se convierta en un recuerdo que quede fijado como positivo y eficaz.

  • Escucha activa
  • Nuestra misión es ayudar a elegir y cerrar la venta. Pero si no escuchamos y volcamos toda la energía en colocar los productos que deseamos vender, perderemos credibilidad y angustiaremos al posible comprador. Sólo nos ha de interesar qué quiere, si tenemos el producto o podemos conseguirlo en breve. A la gente le abruman los vendedores que no cesan de hablar y no permiten expresar qué buscas exactamente. Agobiar es sinónimo de "voy a dar una vuelta"

  • Comunicación no verbal
  • En ocasiones no soportamos a una persona. ¿La razón? ¡no la encontramos! se ha mostrado educado, correcto…, pero sí la hay: lo que su boca dice no concuerda con lo que su cuerpo nos transmite; nos genera incomodidad, desconfianza. Por lo tanto no hay que parecer simpático, hay que serlo.

    Algunas habilidades hay que trabajarlas. Quizás pensamos que tratamos bien a nuestros clientes, pero en realidad les transmitimos todas nuestas inquietudes con el tono de voz, la postura o las miradas. Mentir es sinónimo de "voy a dar una vuelta"

    Respondemos a los gestos con especial viveza y se podría decir que conforme a un código que no está escrito en ninguna parte, que nadie conoce pero que todos comprendemos

  • Cultive la paciencia
  • Lo sé, usted la tiene. Pasan las horas y nadie se asoma por la tienda. Pero una vez que esto sucede, tome aire y prepárese a hacer sentir especial a quien tiene delante. Escuche, calle, observe. Por supuesto que lleva toda la vida vendiendo, pero estos tiempos son diferentes. Hay personas habladoras que mientras realizan su compra quieren ser escuchados, y tienen derecho.

    Mientras que otros, más prácticos tienen claras las ideas y les llevará poco tiempo tomar una decisión. Agradecerán el silencio y la rapidez puesto que odian entablar conversaciones en lo que consideran un trámite. La impaciencia es sinónimo de "voy a dar una vuelta"

  • Destierre el "puedo ayudarle en algo"
  • En unos grandes almacenes que todos conocemos, los vendedores están deseando formular la pregunta mágica, como si jamás nos la hubieran hecho. En mi opinión deberían dar unos cursos sobre habilidades comunicativas y de psicología.

    Muchas personas se sienten intimidadas ante esa persecución, y la ayuda se convierte para el cliente en ganas de huir a otra sección. Si la persona necesita realizar una pregunta, se acercará al vendedor.

    Lo que no tiene sentido es ese marcaje. No se trata de un rival sino de una posible compra. Dejemos aire y estudiemos al sujeto: es una persona decidida, ha ido directa a por un producto, o se ha quedado con la mirada perdida y las mejillas sonrosadas por timidez. El ayudar en demasía es sinómino de "voy a dar una vuelta"

    Todos estos consejos que parecen obvios, no todo el mundo los lleva a la práctica. Por experiencia propia, no compré en un lugar porque "de la nada", surgió la cara de una señora por mi espalda que me hizo dar un respingo, mientras me preguntaba ¿Qué quieres, qué quieres guapa? Calma. Calma señora, pensé, que me va a dar un ataque al corazón.

    En Pymes y Autónomos|Claves para aumentar las ventas de tu tienda (I)

    Imagen|RafaMontero










    Américo. Enviado desde mi iPad

    miércoles, 16 de mayo de 2012

    ¿Qué son las cuentas anuales? El Balance

    balance.jpg

    Es de sobra conocido que las Sociedades Mercantiles tienen que presentar anualmente las cuentas anuales, que incluyen el Balance, la cuenta de Pérdidas y Ganancias, los cambios en el Patrimonio Neto, el estado de flujos de efectivo y la memoria. Ahora bien, aparte de conocer el nombre, sería interesante saber en qué consite cada uno de estos documentos que las integran.

    A todo empresario a lo largo de su vida profesional le han pedido alguna vez un balance. Sobre todo si se ha visto obligado a acudir a una entidad bancaria a solicitar financiación para su negocio. Pero, ¿qué es un balance?. Una definición sencilla podría ser: un resumen de la situación de la empresa. Como su nombre indica, el Balance de Situación recoge la información relativa a los bienes y a las deudas. Es pues, un documento esencial para conocer el estado de un negocio en un momento dado.

    El Balance está dividido en dos partes, el Activo y el Pasivo. La diferencia entre ambos es el Patrimonio Neto, o sea, la diferencia entre lo que la empresa tiene y lo que debe.

    El Activo

    El Activo está formado por los recursos que la empresa tiene. Esos recursos se clasifican según la facilidad de que se hagan efectivos; de que se conviertan en dinero. Atendiendo a ésto, el Activo se divide en Corriente y No Corriente.

    Tendremos dentro del Activo Corriente el efectivo y los bienes convertibles en dinero en el plazo de 12 meses: el dinero que tenemos en caja o en bancos, los saldos de las cuentas de clientes (que representan derechos de cobro, es decir, facturas pendientes de cobro), las existencias de materias primas y productos disponibles en stock (pues se supone que se venderán en un plazo razonable de tiempo).

    Dentro del Activo No Corriente tendremos bienes y derechos de propiedad de la empresa que puedan convertirse en dinero en un plazo superior al año: terrenos, edificios, muebles y enseres, equipos de oficina, ordenadores, maquinaria, vehiculos.

    El Activo Corriente o circulante se encuentra en continua transformación a lo largo del ejercicio. Su importe aumento y disminuye con facilidad. El no corriente cambia de forma lenta. Puede permanecer inalterado durante varios ejercicios.

    El Pasivo

    El Pasivo representa las deudas a cargo de la empresa, formando el Pasivo Corriente aquellas que deban cancelarse en no más de un año y el No Corriente las que tengan un plazo de cancelación superior al año.

    Entre el Pasivo Corriente podemos contar los préstamos de entidades financieras a corto plazo (como las pólizas de crédito de renovación anual), deudas con proveedores por mercancías, honorarios de trabajadores, gastos de Seguridad Social, gastos bancarios y de financiación.

    En el No Corriente podemos mencionar los préstamos a más de 1 año, deudas por financiación de adquisición de activo (leasing, maquinaria…).

    El Patrimonio Neto

    El Patrimonio Neto se engloba dentro del pasivo y está formado por el capital inicial desembolsado por los socios más los resultados obtenidos a lo largo de la vida de la emrpesa.

    La inclusión del Patrimonio Neto en el pasivo obedece a fin de equilibrar el balance. El Activo y el Pasivo deben ser iguales y la forma de igualarlos es mediante un ajuste en el Patrimonio Neto. El Neto recoge la situación patrimonial de la empresa. Si el activo es superior al pasivo, es decir, si los bienes y derechos son superiores a las deudads y obligaciones, tendremos un Patrimonio Neto positivo. La empresa estará en una buena situación.

    Si ocurre lo contrario, si las deudas superan los recursos, tendremos un patrimonio negativo. La empresa estará en una mala situación. Eso querría decir que los recursos que tenemos son insuficientes para hacer frente a las deudas contraídas.

    En Pymes y Autónomos | Novedades en las cuentas anuales 2011
    Imagen |










    Américo. Enviado desde mi iPad

    lunes, 7 de mayo de 2012

    Modificación de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI)

    Vía Blog Infoautonomos

    Cualquier autónomo con un negocio basado en el comercio electrónico o que tenga parte de su actividad económica en la red, está afectado por la LSSI. En Infoautónomos ya hemos hablado sobre las obligaciones y responsabilidades que los autónomos tienen por la LSSI.

    Recientemente la LSSI se ha visto modificada por la trasposición de la Directiva Europea 2002/58/CE al ordenamiento jurídico español y esto produce varios cambios en la norma española:

    • Cambios en la gestión de las cookies

    Los cambios en la normativa más importantes afectan al consentimiento informado previo (opt in) a la utilización de cookies, es decir, como norma general se establece que previa a la utilización de cookies de rastreo, ha debido obtenerse el consentimiento del usuario. Hasta el momento se utilizaba un consentimiento tácito (opt out). De forma práctica, este cambio implica que  es necesario el consentimiento expreso del usuario sobre los archivos o programas informáticos (incluidas las  «cookies») que almacenan información en el equipo de usuario y permiten que se acceda a ésta, cuando antes se hacía de forma tácita.

    Así el artículo 22.2 de la LSSI queda con la siguiente redacción:

    2. Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

    Cuando sea técnicamente posible y eficaz, el consentimiento del destinatario para aceptar el tratamiento de los datos podrá facilitarse mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones, siempre que aquél deba proceder a su configuración durante su instalación o actualización mediante una acción expresa a tal efecto. Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario.

    Por tanto siempre habrá que solicitar el consentimiento al usuario para almacenar datos, excepto:

    - Si se trata de datos técnicos que sólo sirven para efectuar la comunicación

    - En las webs en los que el usuario se registre previamente y se utilicen cookies para poder prestar correctamente el servicio solicitado por el usuario (Ej. cookies de seguridad).

    Este cambio supone una drástica modificación en  materia de cookies y afecta especialmente a las empresas que se dedican a la publicidad comportamental (behavioral advertising) que tendrán que adaptarse a los cambios.

    El grupo de trabajo de la Unión Europea ya se ha pronunciado sobre cómo debería actuar la publicidad comportamental frente a las cookies:

    1. No es válida la fórmula de obtención del consentimiento a través de las opciones del navegador.
    2. Se debe limitar a un año como mucho la duración de las cookies.
    3. Se deben establecer mecanismos de revocación del consentimiento.
    4. No se debe desviar la obtención del consentimiento a los avisos legales o condiciones generales de los sitios web.
    5. Se tiene que potenciar el uso de iconos con enlace a información complementaria sobre el uso de las cookies.
    • Cambios en la información exigida sobre las comunicaciones comerciales, ofertas promocionales y concursos

    La modificación ha añadido un nuevo apartado al artículo 20 por el que se garantiza que las comunicaciones comerciales lleven claramente descrito el remitente:

    4. En todo caso, queda prohibido el envío de comunicaciones comerciales en las que se disimule o se oculte la identidad del remitente por cuenta de quien se efectúa la comunicación o que contravengan lo dispuesto en este artículo, así como aquéllas en las que se incite a los destinatarios a visitar páginas de Internet que contravengan lo dispuesto en este artículo.

    • Derechos de los destinatarios de servicios. 

    La LSSI obliga a que cuando se realicen comunicaciones comerciales, se ofrezca la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija, la modificación además añade un párrafo referido al correo electrónico:

    El destinatario podrá revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones comerciales con la simple notificación de su voluntad al remitente. A tal efecto, los prestadores de servicios deberán habilitar procedimientos sencillos y gratuitos para que los destinatarios de servicios puedan revocar el consentimiento que hubieran prestado. Cuando las comunicaciones hubieran sido remitidas por correo electrónico dicho medio deberá consistir necesariamente en la inclusión de una dirección electrónica válida donde pueda ejercitarse este derecho quedando prohibido el envío de comunicaciones que no incluyan dicha dirección. Asimismo, deberán facilitar información accesible por medios electrónicos sobre dichos procedimientos.

    ¿Te ves afectado por los cambios en la LSSI?, ¿tendrás que hacer alguna adaptación?








    Américo. Enviado desde mi iPad